Categorías
Cátedra de Lengua

Los conectores

Los conectores son palabras o expresiones que permiten la relación entre dos o más oraciones, en un texto oral o escrito. Funcionan como un enlace que va uniendo las oraciones entre sí y va generando cohesión. Es decir, permiten que las ideas se integren de mejor manera, para que la comunicación sea más fluida.

Es muy importante no confundir a los conectores con los nexos gramaticales, ya que estos últimos vinculan oraciones y los conectores vinculan partes de un texto.

Los conectores pueden ser simples (si están conformados por una palabra) o compuestos (si están conformados por dos o más palabras).

Los conectores sirven para establece relaciones entre las oraciones, sirviendo como elemento de control del texto. Dependiendo del tipo de relación que se entable se los puede clasificar en distintas categorías, que se verán a continuación.

¿Cómo se clasifican los conectores?

Copulativos

Son aquellos que hacen de puente entre dos segmentos, y permiten añadir elementos a lo dicho. 

Como por ejemplo: y, en, ni, además, tampoco, incluso, en segundo lugar, por otra parte, asimismo, también, sumado a, paralelamente, a continuación, en otro orden de cosas, al mismo tiempo, de la misma manera, a decir verdad, análogamente, aparte, de hecho, encima, en el fondo, en realidad, es más, por añadidura, por otro lado, por si fuera poco, sobre todo.

De tiempo o temporales

Son aquellos que introducen un sentido temporal, cronológico, en el texto.  Es decir, señalan que algo ocurre antes que otra cosa, o después, o simultáneamente.

Como por ejemplo: después, antes, al final, al principio, apenas, cuando, desde, desde ese momento, desde entonces, desde que, seguidamente, ahora,  en adelante, mientras tanto, durante, en ese tiempo, posteriormente, en ese entonces, en esa época, en nuestros días, en otra época, a menudo, enseguida, simultáneamente, hasta, luego, más tarde, tan pronto como, a medida que, una vez que, después de, después que, a partir de entonces, actualmente, en la actualidad, antes de, antes que, hasta que, en cuanto,  al principio, en el comienzo, inmediatamente, temporalmente, en cuanto que, entre tanto.

Causales

Señalan relaciones de causalidad en el texto. Se suelen identificar con la causa. 

Como por ejemplo: porque, a causa de, debido a que, gracias a, por culpa de, por causa de, pues, puesto que, por consiguiente, por eso,  por esta razón, de ahí que, por lo tanto, de modo que, se infiere que, en consecuencia, por este motivo, según, entonces, en consecuencia, por ende, por tal motivo, por tanto, así pues, por lo que sigue, resulta que, de manera que, luego, así que, en ese sentido, de tal forma que, además, en efecto.

De oposición

Se utilizan para oponer o contrarrestar dos enunciados

Como por ejemplo: pero, inversamente, a pesar de todo, al contrario, de lo contrario, empero, sin embargo, aunque, en comparación con, mientras que, por otra parte, no obstante, por el contrario, aun cuando, sino, de otra manera, por otro lado, en contraste con, antes bien, en cambio, de otra parte, con todo, aun así, ahora bien, de cualquier modo.

De ejemplificación y explicación

Son aquellos que estructuran el discurso con la finalidad de aclarar una idea introduciendo ejemplo. 

Como por ejemplo: por ejemplo, a saber, así, en efecto, en otras palabras, en pocas palabras, o sea, esto es, es decir, vale decir, dicho de otra manera, con otros términos, sirva esta ilustración, sirva este ejemplo, tal y como, como, o lo que es lo mismo, en representación de, así como, para que, con el fin de que, con el propósito de que.

Comparativos o de semejanza

Son aquellos que se utilizan para introducir una comparación o contraste entre dos o más elementos, para señalar algún tipo de semejanza. 

Ejemplos de este tipo de expresiones son: análogamente, de modo similar, igualmente, del mismo modo, de la misma manera, en cambio, contrariamente, inversamente, de esta forma, de este modo, así mismo, como, así como, más… que, menos… que, igual… que.

De conclusión o síntesis

Son aquellos que se utilizan para concluir o finalizar una idea o conceptos. Su objetivo es aportar una síntesis

Algunos ejemplos son: al fin de cuentas, en conclusión, en definitiva, sintetizando, en resumen, en pocas palabras, finalmente, para resumir, para sintetizar, para terminar, por último, para finalizar, en suma, para concluir, en resumidas cuentas, total, en un palabra, en pocas palabras, dicho de otro modo, en breve, en síntesis.

De énfasis

Se utilizan para capturar la atención sobre una idea y darle importancia. 

Por ejemplo: cabe destacar, repetimos, sobre todo, ciertamente, en otras palabras, es decir, lo que es peor, como si fuera poco, lo más importante, lo más sobresaliente, lo más interesante, lo que más importa, lo que es más interesante, lo que es más importante, lo que es más sobresaliente, para recalcar, cabe aclarar, en definitiva.

Condicionales

Son aquellos que se utilizan para condicionar un concepto en relación a otro y restringir o conceder de forma parcial la información

Por ejemplo: aunque, salvo que, mientras que, con tal que, a condición de que, dado que, si, con tal que, siempre y cuando, siempre que, a no ser que, como.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.