Categorías
Cátedra de Ciencias Sociales Cátedra de Historia

El feudalismo

El feudalismo fue la organización social, política y económica de Europa entre los siglos IX y XV. Basado en las relaciones de vasallaje entre los vasallos y los señores feudales.

Los señores feudales, casi siempre eran reyes, tenían poder sobre los vasallos que le juraban lealtad y siervos que debía pagarle con parte de la cosecha o trabajo. A cambio, él les ofrecía protección y parte de sus tierras. Estas tierras eran posesiones, no propiedad: los siervos y vasallos tenían derecho a cultivarlas y habitarlas, pero no podían venderlas ni abandonarlas. El señor, a su vez, no podía expulsarlos. 

Los señores feudales vivían en sus castillos en lo alto de las montañas. Allí podían vigilar la zona y controlar los trabajos de los campesinos y los posibles ataques enemigos. Casi todos estos castillos, tenían una muralla exterior defensiva y otra interior. Entre las dos murallas había un patio que servía de refugio en caso de ataque.

El feudalismo se caracterizó por la fragmentación del poder político, cada señor manejaba su feudo, en el que administraba justicia, poseía su ejército personal y cobraba impuestos. Los reyes no tenían más poder que un señor. No existía una autoridad central, excepto la iglesia, que solía intervenir en conflictos de señores feudales. 

Origen del feudalismo

El feudalismo tiene su origen, con la decadencia del imperio romano. El comercio se vio interrumpido y muchos de los grandes propietarios agrarios, las comenzaron a utilizar para el autosustento, pasaron a cultivar cereales y cedieron a cada uno de los esclavos una porción de tierra. Además las constantes invasiones bárbaras, llevaron a los jefes militares a adoptar un sistema similar.

El territorio se organizó en un conjunto de reinos romanos-germánicos,  integrados por dominios autosuficientes. En el siglo IX, Carlomargno intentó reconstruir el imperio uniendo estos reinos, pero la caída de este nuevo imperio destruyó la unidad política europea. Los diferentes dominios se transformaron en feudos o señoríos. Es decir, territorios que eran poseídos y gobernados por un señor feudal.

Los señores feudales debían de regular el orden y mantener la paz dentro de su estructura, impartían justicia, cobraban impuestos y brindaban protección a la población, desde su castillo.

Estructura social del feudalismo

No había clases sociales sino estamentos, es decir, un sistema social cerrado en el que no existía la movilidad social, cada individuo permanecía en la clase social en la que había nacido. 

Estructura social del feudalismo
Estructura social del feudalismo

Cómo podemos ver en la imagen, en lo alto de la pirámide se encontraban los reyes. En el escalón siguiente, se divide en dos columnas diferenciadas, ya que la iglesia constituía una jerarquía paralela a la nobleza. 

Alta nobleza: se ubican los duques, marqueses y condes, cuyos títulos derivan de gobernadores del Imperio Carolingio. 

Baja nobleza: aquí se ubican los barones, caballeros, etc. Eran quienes acompañaban al rey y a los señores feudales. 

Alto clero: eran quienes procedían a la alta nobleza y las familias reales. Controlaban a la población mediante la religión. Se conformaba por los obispos y los altos cargos de la iglesia.

Bajo clero: lo conformaban aquellos que tenían los cargos de la iglesia más modesto. Procedían de familias acomodadas de campesinos y artesanos. 

En la base de la pirámide se encuentra el 90% de la población:

Los campesinos: no contaban con tantos privilegios, debían pagar una parte de sus ganancias al señor feudal.

Los siervos: no podían abandonar el feudo. La diferencia entre un siervo y un esclavo consistía que, en general, un siervo no podía ser vendido por separado de la tierra que trabajaba, y que jurídicamente era un hombre libre. 

Economía feudal

La economía feudal estaba basada en la agricultura y la ganadería de subsistencia. Los siervos cultivaban lo suficiente para mantenerse a sí mismos y para pagar los diezmos a la Iglesia y la renta al señor. De la recolecta se separaban también las semillas necesarias para la siguiente siembra. 

Apenas existía el comercio y este se realizaba principalmente mediante el trueque. Prácticamente no había circulación monetaria.

Fin del feudalismo

El proceso histórico que marcó el fin del feudalismo no tiene fecha exacta, sino que es resultado de distintos factores en siglo XIV.

  • El agotamiento de las tierras de cultivo y la falta de alimentos. Lo que produjo una gran hambruna y una gran cantidad de muertos. Lo que llevó a la búsqueda de nuevas formas de expansión económica entre la que se destacó la industria, su surgimiento marcó el paso de la Edad Media a la Edad Moderna. 
  • Extensión de la peste negra, quien tenía una alta mortalidad, lo que llevó a una baja de la mano de obra disponible. 
  • Ascenso de la burguesía, quien estaba formada por hombres libres, pero no nobles. Basaba su riqueza en las finanzas, los trabajos artesanales sofisticados y los comercios de larga distancia. La burguesía, fue presionando para que se facilitará la apertura los espacios cerrados de las urbes, se redujeran los tributos de peaje y se garantizara la igualdad de  las normas en los territorios en que se desarrollaba su trabajo. 
  • Repoblamiento de las ciudades, a partir del aumento de la población en las urbes que recibieron a las personas expulsadas o que no querían pertenecer al sistema feudal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.